Mitos y Falacias

Posted by Mariano Muñoz - 8 septiembre, 2011 - Gestión del Tiempo - 2 Comments
MAESTRO NUBIO

Alrededor del tiempo se han ido construyendo una serie de mitos que han generado los clichés que alimentan la opinión y el ideario popular; las frases hechas y muletillas que se repiten de forma reiterada en cualquier conversación. Estas ideas son las que condicionan la actitud fatalista acerca la imposibilidad de mejora en la gestión del tiempo y el conformismo ante ello.

Algunas de estos Mitos que hay que desterrar son las siguientes:

-      Mito 1. “Unas personas tienen más tiempo que otras”.

Aparentemente la escasez de tiempo no afecta por igual a todo el mundo, pero es evidente que todos tenemos las mismas 24 horas cada día, lo que sí es diferente es cómo unos y otros empleamos ese tiempo; y mientras unos viven agobiados corriendo tras él otros parecen tener una reserva inagotable. Es una cuestión de calidad en su gestión, pues la cantidad disponible es irremisiblemente la misma para todos. Cuestión aparte es la duración de la vida de cada uno,…peor eso es otro asunto.

-      Mito 2. “No podemos hacer nada para cambiar la escasez de tiempo”.

Esta es una “habilidad” que se aprende, y se desarrolla combinando el conocimiento de ciertos principios con la práctica y la mejora continua. A gestionar mejor el tiempo se aprende, de la misma manera que a esquiar, a jugar al golf o un idioma extranjero. Posiblemente haya pocas cosas tan prácticas a aprender como a mejorar la gestión de nuestro tiempo.

-      Mito 3. “Gestionar bien el tiempo consiste en hacer muchas cosas”.

Más bien es una consecuencia; quien gestiona bien su tiempo tiene la oportunidad de desarrollar “de forma consciente y con un nivel de estrés y de equilibrio adecuado” una mayor cantidad o diversidad de actividades. Creo que la esencia no está tanto en la cantidad de cosas que se hacen, como en su disfrute, en su realización eficaz y en la manera en que se integran de forma armónica en la vida de cada uno.

La clave del éxito no está en a qué hora te levantas, sino que haces a partir de ese momento.

Todo el mundo vive deprisa y angustiado, entre el ansia del futuro y el hastío del presente. Por el contrario, aquel que consagra todo su tiempo a su propio provecho y organiza el día como si fuera una vida entera, no desea ni teme al mañana. Séneca.

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current month ye@r day *