La Gestion del Tiempo Profesional

Posted by Mariano Muñoz - 19 marzo, 2015 - Gestión del Tiempo - No Comments
MERCADO EN GUADALUPE

Hay tres patas fundamentales en la organización del tiempo en el trabajo:

  • El Tiempo personal; es decir la manera en la que utilizamos nuestro tiempo, el grado de eficacia en nuestro quehacer, el cómo marcamos prioridades, gestionamos nuestra agenda, realizamos tareas, tomamos decisiones, etc.
  • El Tiempo compartido; esto es, esa parte de nuestro tiempo en el cual trabajamos en equipo y en particular la manera en la cual gestionamos la Reuniones, su planificación, convocatoria, desarrollo, conclusiones y demás elementos que definen en nivel de eficacia de las mismas.
  • El Tiempo delegado. Sistemas de delegación. Es todo lo que desarrollamos a través de otros, sean nuestros colaboradores y subordinados más directos u otras personas de la organización, o incluso externos a la misma.

Vamos a ir desarrollando en diversos artículos cada uno de estos elementos, pues constituyen los fundamentos que ayudan a un proceso de mejora continua en la eficacia de nuestro tiempo profesional.

La solución radica en ponerle límites a la cantidad de cosas que consumimos y hacemos. Radica en aprovechar al máximo el tiempo enfocándonos  en las cosas más importantes en lugar de hacerlo en todo.

Todo se reduce a realizar elecciones.

La palabra clave es el control. Un dueño del tiempo es alguien que domina el arte, la ciencia y la práctica de adquirir un mejor control sobre cómo vivir y manejar su vida para aprovechar al máximo su tiempo.

Muchas personas dan prioridad a ciertas actividades simplemente porque siempre lo han hecho.

Hay que cuidar de no convertirse en un adicto ni un esclavo de los programas de planificación del tiempo; esta actividad no es un fin en sí misma.

Generalmente las jornadas larguísimas de trabajo ocultan altos grados de ineficiencia en el uso del tiempo.

Estas jornadas se repiten,…pues nos domina la inercia, y la más absoluta inconsciencia  de las causas de nuestro agotamiento, estrés e ineficacia.

No nos hace falta mucho para sentirnos ocupados y, por lo tanto, importantes.

En España está sobrevalorada la presencialidad frente a la aportación de valor, y esta cuestión cultural contribuye a la endémica falta de productividad de nuestro país.

La falta de tiempo procede de nuestra manera de utilizarlo.

De ordinario hacemos:

  • Lo que nos agrada antes de lo que nos desagrada.
  • Lo que irá rápido antes de lo que necesita tiempo.
  • Lo fácil antes que lo difícil.
  • Lo que sabemos hacer antes de lo que es nuevo para nosotros.
  • Lo urgente antes que lo importante.
  • Lo que otros nos mandan antes de lo que nosotros hemos elegido.

Además. Lo que está anotado en nuestra agenda irá antes que lo que no tiene una hora asignada. En general estamos más disponibles para los que nos interrumpen que para nuestras propias prioridades….

Ser selectivo es el camino hacia la productividad, y más aún, hacia el equilibrio.

Hay que Centrarse en lo importante y olvida el resto

El secreto para tener más tiempo es hacer menos cosas.

Escribe una lista de las cosas a hacer y otra de las cosas a NO hacer.

Elegir lo esencial y simplificar. ¿Cómo saber qué es lo esencial? Este es el interrogante fundamental. Cuando lo sepas lo demás será fácil: Sólo tienes que eliminar todo lo que no sea esencial.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current month ye@r day *