Anticiparse

Posted by Mariano Muñoz - 17 marzo, 2012 - Gestión del Tiempo - 1 Comment
LEONARDO DA VINCI

No somos dueños de qué nos sucede, pero sí de cómo respondemos o reaccionamos ante ello; y esta cuestión es fundamental para tomar consciencia de los distintos niveles de dominio de nuestra existencia que tienen unas personas frente a otras.

Esa diferenciadora  capacidad de reacción es una cualidad o habilidad de enorme importancia en la vida, y es fruto de nuestra formación, entendiéndola en sentido amplio como el conjunto de conocimientos, experiencias y actitudes que hemos ido aprendiendo, acumulando y ejercitando a lo largo de los años.

Con mucha frecuencia se producen a nuestro alrededor, con distintos niveles de incidencia en nosotros, acontecimientos imprevistos de toda índole. Estos acontecimientos forman parten sustancial de la vida, y tienen una diversidad tan grande como nuestro nivel de interrelación con el mundo que nos rodea, si bien otros son interiores o personales.

Aquí queremos clasificar lo que nos va sucediendo en función de su previsibilidad, estando en un extremo los acontecimientos extraños y altamente improbables e impredecibles, como por ejemplo el que un meteorito nos cayera encima. Del otro lado se encontrarían los hechos más cotidianos y recurrentes. Entre los unos y los otros se encuentran el devenir de nuestros días.

La idea que aquí queremos trasladar es la importancia de integrar un horizonte de previsión, que yendo más allá de lo absolutamente cotidiano, contemple hechos que puedan afectar nuestro espacio de confort. Muchos de estos hechos tienen una mediana o alta probabilidad de ocurrir, si bien no sabemos cuándo se vaya a producir.

Aquí no queremos generar un aumento de nuestro nivel de preocupación ante cualquier acontecimiento negativo que nos pueda suceder, más bien al contrario; lo que pretendemos es alentar el hábito de anticiparnos ante hechos más o menos inevitables y en muchos casos previsibles, pero que dejamos completamente aparcados .Por lo que ante su manifestación efectiva nos mostramos completamente sorprendidos y confusos,  reaccionando  de manera improvisada y torpe.

No he querido poner ejemplos pues son tan variados como la propia vida; pero el que desarrollemos un hábito de ver más allá de lo cotidiano, nos permitirá convivir mejor con un mundo necesariamente cambiante y que nos plantea nuevos desafíos de toda índole.

La habitual consideración fatalista de la imprevisibilidad de lo que sucede a nuestro alrededor, nos lleva al error de pensar que estamos condenados a arrastrarnos tras los acontecimientos; obligados a continuas improvisaciones que alteran nuestro ritmo diario y son fuente de tensiones y estrés.

Tal y como decíamos al principio, no controlamos los acontecimientos, pero si somos dueños de cómo respondemos a los mismos, del “cómo” y del “cuándo”; y es muy importante tomar conciencia de esta enorme posibilidad y de que en la medida de que la ejercitemos y apliquemos con habilidad estaremos desarrollando en forma muy práctica nuestra libertad y aumentando nuestra autonomía personal.

Un comentario

  • hello!,I love your writing very much! percentage we keep up a correspondence more about your article on AOL? I need an expert in this house to unravel my problem. May be that is you! Looking ahead to look you.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current month ye@r day *