Actitudes ante los problemas

Posted by Mariano Muñoz - 22 abril, 2013 - Calidad de vida, Gestión del Tiempo - No Comments
PRIMAVERA EN SIRUELA

Las crisis son momentos de cambios en los que varían las condiciones del entorno o las circunstancias personales, generalmente en una dirección negativa o no deseada; suelen tener una duración muy variable para cada individuo en función de su diferente capacidad de reacción, todas las personas no entran y salen de las crisis a la vez ni de la misma manera por mucho que los políticos intenten vender situaciones ideales generalmente populistas.

Ante un problema , sea personal o ambiental, hay diferentes maneras de encararlo: Hay quien trata de ignorarlo hasta que la realidad se impone, otros deciden huir y cambian de ubicación siempre que les sea posible, hay quienes sólo se quejan y por fin hay quienes se enfrentan a ello y tratan de superar la situación. Me centraré en este último grupo de personas o de colectivos que son los que se enfrentan y deciden vivir de forma proactiva las circunstancias adversas.

Quiero proponer una metodología de actuación frente a los problemas: Ante un problema la primera opción tratar de solucionarlo, y si tenemos una solución, no perder el tiempo y aplicarla. Muchas veces no es posible alcanzar esa resolución, en ese caso hay que tratar de hacer más pequeño el problema, aplicar soluciones parciales o minorar los efectos negativos de la situación. Y finalmente, si tampoco es posible esto, vamos a no hacerlo más grande, no añadiendo errores adicionales , no reaccionando de forma negativa o incendiaria o simplemente no dejándonos llevar por la pena, la depresión o cualquiera de las variadas formas de sufrimiento que existen.

La metodología anterior es aplicable a problemas personales o a situaciones colectivas. En el ámbito de lo individual la clave está en el carácter, la personalidad, la actitud, etc. Y en lo colectivo es dependiente de la cultura, de su historia y de los valores compartidos. Cuando una sociedad es fuerte en valores y espíritu es capaz de superar cualquier reto que una circunstancia , por grave que sea les acontezca, la historia está llena de casos de superación colectiva; y en sentido contrario, si una sociedad es débil cualquier problema se instalará con carácter indefinido si la queja, la inacción o el victimismo resultan dominantes.

Creo que es mucho más difícil cambiar una sociedad y requiere generaciones enteras orientadas hacia unos valores y unos objetivos compartidos. Así que si consideramos que una sociedad es la suma de los individuos que la componen, vamos a centrarnos en trabajar y desarrollar las actitudes de cada uno como forma práctica de mejora del grupo, y de manera inmediata con el beneficio que cada uno obtenga en su mejora personal.

En la vida, siempre ha habido y habrá problemas de distinta índole y de inmensa variedad, unos nacen por “generación espontanea”, aunque los más los provocamos las personas. Admitido que esto es así hemos de desarrollar los mecanismos para aceptarlos, enfrentarlos, solucionarlos y en el peor de los casos convivir con ellos, pero siempre y ante cualquier circunstancia no dejarnos abatir. El ser humano se ha caracterizado por su espíritu de superación y por eso es la especie dominante, y así ha sido por generaciones, nunca y bajo ningún concepto se ha de renunciar a la esperanza.

A veces sentimos que lo que hacemos no es más que una gota en el mar, pero el mar seria menos si le faltara es gota (Teresa de Calcuta).

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current month ye@r day *